Minería Privada »Mineria Privada Mediana

La minería privada mediana

Históricamente la  Asociación Nacional de Mineros Medianos (ANMM), surgió en 1924 como Asociación de Industriales Mineros de Bolivia (AIMB), luego, en 1939 adoptó la denominación que aún mantiene. Fue minería mediana antes de Patiño y después de la nacionalización de las minas en 1952.
 
Las principales reivindicaciones de este sector, son:

Garantías del Estado para: la inversión externa y los créditos concesionales del Estado y/o avales estatales para el sector privado; evitar las cooperativizaciones; que la indisciplina laboral de la empresas del Estado no se extiendan al sector privado; libertad de comercialización; ningún control de las divisas de la minería; racional política salarial con mínimos beneficios sociales; y levantamiento de las reservas fiscales y su entrega a la minería mediana por ser “el único sector productivo capaz de financiar el desarrollo nacional”.
 
Después de la nacionalización de los tres grandes grupos mineros de los Barones del Estaño, que políticamente fueron estigmatizados políticamente como la “rosca minero-feudal”, la minería mediana creció a la sombre  de la estatal y fue nuevamente la gran minería privada pero siempre con el nombre de mediana hasta que llegaron las CTN con el neoliberalismo.

Actualmente todo el sector privado tiene la garantía constitucional de reconocimiento, respeto y protección a través de los Arts. 308 y 371 de la Constitución Política del Estado (CPE).